Instrumentos de evaluación. Los contratos de aprendizaje.

Un contrato de aprendizaje es un acuerdo entre el alumno y el profesor, donde el estudiante se compromete a cumplir ciertas metas de aprendizaje y tareas dentro de un tiempo definido. Este contrato es personalizado y considera las necesidades individuales, los intereses del estudiante, así como los objetivos del curso o asignatura. Los contratos pueden incluir objetivos específicos de aprendizaje, estrategias para alcanzar estos objetivos, recursos necesarios, criterios de evaluación, y evidencias de aprendizaje que el estudiante debe presentar.

Los contratos de aprendizaje son una herramienta versátil que puede adaptarse a una variedad de situaciones educativas para apoyar el crecimiento académico, social y emocional de los estudiantes. La clave es diseñar contratos que sean específicos, alcanzables y significativos para ellos/as, y proporcionar el apoyo y la orientación necesarios para ayudarles a alcanzar sus metas.

(Visited 152 times, 1 visits today)